OK

OK Cancel

Thank you

Close

Los cambios hormonales en la menopausia y sus efectos

  • Favorito

Los cambios hormonales en la menopausia
Los cambios hormonales en la menopausia

Son muchos los cambios que se pueden sufrir durante la menopausia, es un proceso muy complejo que no solo afecta a nuestro organismo, sino también a la piel. Nuestra dermis es la ventana de nuestro cuerpo al resto del mundo, por lo que es normal que se vea afectada y sufra algunas aflicciones. La mayoría de las veces estos síntomas tienen causas comunes que se deben a los cambios hormonales en la menopausia, a los estrógenos y/o a la menopausia.

Durante la vida reproductiva de las mujeres los estrógenos han controlado a los niveles de andrógenos que hay en todas las mujeres. Pero cuando aparece la menopausia este control desaparece, las hormonas femeninas disminuyen y la testosterona aumenta. Al disminuir la función ovárica el nivel de hormonas es menor, por lo que son muchos los cambios que afectan a nuestro organismo y a nuestra piel.

Vello facial durante la menopausia

Los folículos capilares producen varios tipos de vello. Las mujeres de todas las edades tienen folículos en el rostro, que normalmente dan lugar a vello suave e imperceptible. Pero durante la perimenopausia y menopausia, se puede llegar a percibir un vello más evidente en el rostro.

Es normal encontrarlos en zonas como la parte superior en los labios, en la zona de la mandíbula o en la barbilla debido a la disminución del nivel de hormonas femeninas durante la menopausia. Las glándulas adrenales también pueden producir cierta cantidad de hormonas masculinas a lo largo de tu vida. Pero el exceso relativo de hormonas masculinas puede provocar el crecimiento del vello facial durante menopausia.

De acuerdo con una investigación del “British Journal of Dermatology” hecha a un grupo de mujeres en la postmenopausia el 39% experimentó un crecimiento excesivo del vello del rostro durante esta etapa, especialmente en la barbilla.

Otro informe publicado en “Menopausal Health” en 2009 señalaba que, en un grupo de 656 mujeres estadounidenses de 50 a 79 años de edad, el vello facial adicional estaba presente, en el 33% de las mujeres de 50 a 59 años y en el 54% de las mujeres de 60 a 69 años. El estudio no reveló diferencias significativas sobre el crecimiento del vello facial en mujeres caucásicas y afroamericanas.

Lo bueno es que existen varios opciones de tratamiento para este problema, dependiendo de su gravedad. Si el vello es excesivo y molesto, puedes utilizar una crema tópica que retrase su crecimiento. Aunque también existen otros tratamientos, como la depilación con cera, la electrólisis que destruyen los folículos pilosos o la depilación láser. El crecimiento del vello facial en la menopausia es habitual. Es solo un cambio hormonal,es algo natural en esta etapa de cambios y no debes preocuparte ni agobiarte.

Cambios en la piel

Durante esta época de nuestra vida la piel puede sufrir otros cambios, ya que los estrógenos y la progesterona son los encargados de proporcionar luminosidad, elasticidad e hidratación a la piel. Al disminuir la función ovárica, los cambios hormonales durante la menopausia son más frecuentes.

El cambio de hormonas durante la menopausia hace que se degraden las fibras elásticas y el colágeno, esto afecta a la elastosis cutánea. También se puede sufrir una pérdida de la hidratación cutánea que se traduce en una curación de las heridas más prolongada. Una de las causas por las que ocurren estos cambios en la piel son los rayos UV, ya que muchas veces olvidamos protegernos de ellos.

La disminución de los niveles de estrógeno en la menopausia también hace que los depósitos de grasa en el cuerpo se distribuyan. Como consecuencia se pierde la grasa de soporte bajo la piel y el rostro, el cuello, las manos, el pecho y los brazos, lo que provoca la flacidez. También una mayor concentración de grasa en el abdomen y/o muslos y nalgas. Además la pérdida de estrógeno afecta al flujo sanguíneo e impide que los nutrientes y el oxígeno necesario alcance la piel. Al no contar con ellos, tu piel probablemente se afine y la notes más seca. También es posible que percibas manchas e hiperpigmentación en algunas zonas.

Además, las glándulas suprarrenales y los ovarios de las mujeres en la postmenopausia todavía secretan andrógenos. Estas hormonas, en la ausencia de estrógenos, provocan otros síntomas, como el aumento de la gravedad de la voz, piel más grasa, acné y, como hemos comentado antes, la aparición del vello facial.

CONSEJOS ANTE EL CAMBIO DE HORMONAS DURANTE LA MENOPAUSIA

Si tu piel se ve afectada por alguno de estos síntomas puedes seguir estos sencillos consejos:

  • Aunque pueda parecer algo obvio, desmaquillarte la piel antes de dormir es muy importante, porque así la piel se oxigena y no se obstruyen los poros.
  • Otro consejo muy común es el de beber dos litros de agua al día. Es algo que deberíamos hacer siempre, pero cuando la premenopausia aparece, aún más. No solo debemos hidratarnos por dentro, sino también por fuera. Al salir de la ducha es recomendable aplicar en la piel crema hidratante.
  • Los productos cosméticos que uses, mejor si son antioxidantes, con vitamina C y E, o ácido ferúlico.
  • Proteger la piel de los rayos solares, son los principales causantes de las manchas en la piel. Si quieres tomar el sol que sea, como máximo, 20 minutos al día. Es necesario ya que necesitamos vitamina D, pero sin pasarnos.
  • Una alimentación saludable y equilibrada Una dieta sana que nos permita mantener nuestro ritmo de vida. El café, por ejemplo, propicia el envejecimiento de la piel, por lo que es recomendable dejar su consumo o bajarlo paulatinamente.
  • El ejercicio siempre es recomendable, ayuda a mantenernos en forma tanto por dentro como por fuera. El deporte favorece a la oxigenación del cuerpo y a la circulación sanguínea.
  • Dormir las ocho horas diarias recomendadas ya que durante el día te sentirás más relajada y descansada.

Los principales cambios hormonales de la menopausia que afectan a tu piel son la falta de estrógeno y la dificultad que tienen los nutrientes y el oxígeno para alcanzarla. La piel es un órgano y necesita muchos factores para realizar sus funciones adecuadamente. Por ello, casi todos los cambios hormonales en la menopausia pueden tener algún tipo de efecto en tu piel, por lo que no debes de preocuparte.

Más leídos

Sofocos y menopausia: consejos y trucos para combatirlos

Bienestar

Sofocos y menopausia: consejos y trucos para combatirlos

Vas sumando años y con ellos se acerca el riesgo de padecer los populares y malqueridos sofocos de la menopausia. Seguramente, habrás oído hablar mucho sobre ellos, pero ¿qué sabes realmente sobre ellos? ¿Cómo afectan a las mujeres y qué posibilidades hay de mitigar sus efectos? Vamos a intentar arrojar un poco de luz sobre este asunto.

lee el artículo

go to top

Chat

Envíanos un correo

Únete a nuestra comunidad
sin tabús

REGÍSTRATE