OK

OK Cancel

Thank you

Close

Cómo unificar la piel del rostro

  • Favorito
  • Accept consents:

    Aceptar

El tono desigual de la piel es uno de los problemas cutáneos más comunes. Afortunadamente, con los productos y tratamientos tópicos adecuados puedes conseguir un tono de piel uniforme y lucir un rostro saludable, que aporte luz y no tenga la tez apagada y cansada.

Muchas mujeres a lo largo de los años notamos que nuestro rostro pierde luminosidad, adquiere manchas e irregularidades. Esto ocurre debido a la exposición solar o al envejecimiento cutáneo.

En muchos casos la piel no uniforme aparece por varias causas y el primer paso es identificar qué es lo que está causando el problema. El más común es la inadecuada exposición al sol.


Los melanocitos, (las células que dan color a la piel) se activan con la luz solar y producen más color en respuesta a esto. Un bronceado suele ser el resultado inmediato, mientras que las manchas solares se desarrollan a lo largo de los años debido a la exposición prolongada al sol sin protección.

Otras causas de la piel no uniforme pueden ser las marcas y manchas que pueden quedar después de una picadura de un insecto o una quemadura. También aparece debido a un melasma, una patología cutánea que, generalmente, se desencadena por un cambio hormonal, por ejemplo, cuando estás embarazada o utilizas anticonceptivos.

El enrojecimiento de la piel es otro factor común que puede contribuir a un tono de piel no uniforme, a menudo a causa de dermatitis, inflamación de la piel, lesiones cutáneas o afecciones como la rosácea.

Consejos para conseguir un tono de piel uniforme y liso en tu rostro

Para mantener un tono de piel uniforme, debes crear una rutina de cuidado que se centre tanto en suavizar la textura, como en tratar y prevenir la híperpigmentación (manchas oscuras).

Exfoliar para suavizarlo

Este proceso sirve para solucionar el problema de la acumulación de células muertas de la piel. Remediar la situación podría ser tan simple como deshacerse de ellas. Para este proceso es recomendable aplicar un exfoliante activador de luminosidad para las pieles sensibles que aporte luz y te ayude a conseguir una piel uniforme, sedosa, hidratada y rebosante de salud.

Cómo unificar la piel del rostro-1.jpg
Cómo unificar la piel del rostro-1.jpg

Utiliza productos a base de aceites y sérums

Además de su aroma y consistencia, los productos a base de aceites tienen efectos calmantes. Son ideales para regular la producción de sebo en la piel, haciéndola flexible, pero equilibrada y ultra suave, brindando un tono uniforme.

Si tu piel necesita equilibrio o humedad adicional, incorpora aceites faciales todas las noches. Al día siguiente observarás que tu piel está más suave y lisa, como la de un bebé.

La aplicación de un sérum con efecto antienvejecimiento también es bastante útil. En este sentido, usando el Sérum Antiarrugas Lifactiv Suprem H.A Epidermic Filler con ácido hialurónico de efecto inmediato, lograrás resultados muy rápidos y efectivos. Este producto está compuesto por un 1,5 % de ácido hialurónico, biopéptidos y vitamina Cg, y tiene como función principal hidratar, iluminar la piel y rellenar las arrugas, para que consigas un tono uniforme y liso.

Aplica protector solar a diario

Utilizar un protector solar a diario ayudará a prevenir todo el daño causado por la radiación UV que contribuye a la textura desigual de la piel. Es recomendable usar uno con un FPS alto o muy alto, pero también es importante controlar el tiempo en el que te expones al sol y las horas del día.

como tener la piel uniforme
Cómo unificar la piel del rostro

Para que la aplicación del fotoprotector sea efectiva, sirva como una barrera frente a los rayos UVB y UVA y prevenga los signos del fotoenvejecimiento parcial, es importante usarlo cada vez que vayas a exponerte al sol.

Los rayos UVA envejecen a las células de la piel, y los rayos UVB pueden dañar directamente al ADN y son los que causan las quemaduras de sol.

Duerme bien y sigue una dieta saludable

Para lucir una piel uniforme con un aspecto más luminoso y saludable es importante seguir una dieta equilibrada con grandes contenidos de vitamina C, la cual actúa como un antioxidante natural y añade luminosidad al rostro.

Beber bastante agua natural también te ayudará a mantener la piel hidratada, flexible y muy saludable. Por otro lado, es fundamental evitar el tabaco, que afecta a la salud de tu piel, provocando el envejecimiento prematuro, mayor densidad en las arrugas y una resequedad muy visible.

Además de la alimentación, las horas de sueño también son importantes para que tu piel luzca radiante. Ten en cuenta que hablamos del órgano más grande de tu cuerpo y, como es lógico, requiere cuidados efectivos como otras partes de la anatomía humana. El estrés asociado a un ritmo de vida acelerado puede hacer que tu piel parezca apagada, además de provocar la aparición de granitos y urticarias que causan comezón.

Nuestro producto icónico

go to top