Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de cookies

  • research
  • Points de vente
  • Tienda Online
  • Mi piel

¿Tienes un cuero cabelludo sensible? 5 situaciones estresantes que provocan los picores

El estrés merodea por todas partes y puede afectar al cuero cabelludo…

Un cuero cabelludo sensible puede empeorar en los momentos de mayor estrés. Al igual que en la piel o en el cuerpo, el estrés puede provocar síntomas como picor, escozor o ardor en el cuero cabelludo. A continuación, te presentamos 5 ejemplos.

Los “primeros días” suelen ser los peores días

El primer día de trabajo puede ser agobiante: conocer a gente nueva o entender los nuevos procedimientos (al menos intentarlo); la presión suele estar presente en los momentos en que más concentración se necesita. El picor en el cuero cabelludo puede aparecer y puede convertirse en una distracción que incluso no te permita recordar el nombre de los compañeros.

Mostrarle a tu jefe quién manda aquí

Tienes algo que decir y necesitas decirlo con aplomo, claridad y determinación: te mereces ese ascenso, deberías tener un aumento, tú no cometiste ese error (fue Ana, la de ventas). Da igual la razón que tengas para hablar con tu jefe, un cuero cabelludo sensible tiende a empeorar cuando menos te lo esperas…

Picor a primera vista

Hace un mes te apuntaste a una página de citas y por fin te han enviado una pareja con la que podrías hacer migas. A la hora de averiguar si detrás de ese gran perfil hay una gran persona, ¡lo último que necesitas es un cuero cabelludo sensible en tu primera cita! ¡No es exactamente el hormigueo que estás buscando!

¡Se acabó el cole!

Quieres a tus hijos más que a nada en el mundo, pero la llegada de las vacaciones hace que sientas pánico. El pequeño ha descubierto el arte moderno o dicho de otra manera, el grafiti de interiores, y el mayor necesita DE VERDAD unas nuevas zapatillas (y el Smartphone más moderno). ¿Cómo vas a lidiar con los niños, el trabajo y la colada que nunca se acaba cuando lo único que quieres hacer es rascarte el cuero cabelludo?

Mantener la calma (o al menos intentarlo)

No importa que sea en la oficina o en casa de tu madre, hay ciertas personas que son expertas en sacarte de quicio. Las situaciones más propicias para que eso ocurra son aquellas en las que se junta toda la familia: Navidades (“mi nuevo peinado está bien como está, tío Pedro); reuniones de trabajo (“te envié ese e-mail URGENTE hace 10 días, Carlos”) o las tardes con otros padres (“estoy segura de que el niño no lo dijo en serio, Pepita”). Mientras tanto, el cuero cabelludo te arde y aviva todas esas sensaciones.

Si sustituyes tu champú de siempre por uno específico, un champú sin sulfatos y especialmente para cueros cabelludos sensibles podrás con todo y no tendrás que lidiar con el estrés que te pueda provocar un cuero cabelludo sensible.

La Redacción

Nuestro producto icónico

Más leídos

go to top