Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de cookies

  • research
  • Points de vente
  • Tienda Online
  • Mi piel

Cuero cabelludo sensible: remedios

Desde el tipo de champú hasta la forma de peinarse, te damos 5 consejos para evitar un cuero cabelludo irritado.

1. Usa el champú apropiado

Si tienes un cuero cabelludo sensible, el primer paso es elegir un champú para cuero cabelludo sensible e hipoalergénico. Sin sulfatos los cuales no solo irritan el cuero cabelludo, sino que también dejan tu pelo sin grasas naturales. Además existen champús para cuero cabelludo sensible específicos para cada tipo de cabello, por lo que ¡no cojas el primero que veas!

2. Lava y aclara tu cabello correctamente

Frotar bruscamente el cabello con el champú puede provocar daños e irritación. En su lugar, es recomendable masajear suavemente el cuero cabelludo. Lo mismo ocurre a la hora de aclarar el cabello. Para conseguir un aclarado completo sin dañar el pelo, presiona suavemente de la raíz a la punta retirando el champú con las manos.

3. Cómo secar el pelo

Lo ideal es dejar secar tu cabello al aire. Sin embargo, para la mayoría de la gente resulta imposible (por las bajas temperaturas, tener que ir a trabajar, etc.). Usa una tela de algodón para absorber el exceso de agua, después pon el secador a temperatura mínima y seca el cabello en dirección descendente con la boquilla alejada 5 cm de las raíces para no irritar el cuero cabelludo.

4. Cuero cabelludo sensible y pelo con estilo

Es probable que te laves el pelo correctamente, pero puede que el cuero cabelludo se irrite cuando lo peinas. Los cardados pueden ser perjudiciales tanto para el cuero cabelludo como para el pelo, de modo que es mejor evitarlos. A la hora de usar productos de modelado, menos es más. Un uso excesivo de mousse, gel o espray puede ser causa de un pelo apagado, encrespado y con la piel irritada.

Cuando te peines, usa cepillos de cerdas naturales que no dañan ni el cuero cabelludo ni las fibras capilares. Si utilizas tintes, opta por productos sin amoníaco; notarás que no te provocan irritaciones o picores.

5. Accesorios que debes evitar

Si tu cuero cabelludo es sensible, ten cuidado con los accesorios que utilizas. Los sombreros, incluso en invierno, pueden convertirse en tu peor enemigo ya que no dejan que el cuero cabelludo respire y los materiales rugosos pueden causar picores. Si no sabes con seguridad si tienes alergia a algún tipo de material, te recomendamos que te realices unas pruebas. Los pasadores y clips puntiagudos tampoco son aconsejables, pues se clavan en el cuero cabelludo durante todo el día y se corre el riesgo de agravar la sensibilidad cutánea existente.

La Redacción

Nuestro producto icónico

Más leídos

go to top