Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de cookies

  • research
  • Points de vente
  • Tienda Online
  • Mi piel

5 consejos para una piel bonita

La polución, el estrés, la mala alimentación, el tabaco… todos estos factores contribuyen a lo que se conoce como envejecimiento actitudinal.

La polución, el estrés, la mala alimentación, el tabaco… todos estos factores contribuyen a lo que se conoce como envejecimiento actitudinal. Es evidente que hay cambios de hábitos que son efectivos ante estos problemas, pero es posible ir más allá. No dudes en adoptar buenas costumbres que te permitan anticiparte y compensar el envejecimiento de la piel.

1. ¿La contaminación se adhiere a la piel?


Los efectos sobre la piel: piel apagada y aparición de imperfecciones.
Los buenos hábitos: limpieza con agua para las pieles grasas o mixtas y con agua micelar para las pieles sensibles o muy deshidratadas. Apuesta por tratamientos formulados con activos o texturas que eviten que la polución se adhiera a tu piel creando una capa protectora.
En tu menú: té verde, aceite de semilla de uva, col, pimiento rojo, fresas, kiwi, germen de trigo, nueces, avellanas…

2. ¿Aire acondicionado, calefacción? ¡Ojo, peligro de deshidratación cutánea!


Los efectos sobre la piel:
sequedad y tirantez. 
Los buenos hábitos: la limpieza con agua para las pieles grasas o mixtas y con agua micelar para las pieles sensibles o muy deshidratadas. Apuesta por los tratamientos compuestos por activos o texturas que eviten que la polución se adhiera a tu piel creando una capa protectora.
En tu menú:
1,5 litros de agua diarios y elevar el consumo de frutas o legumbres ricas en agua (sandía, pepino, melón). Igualmente obligatorios son los alimentos ricos en ácidos grasos esenciales: pescado, aceite de oliva y de nuez, soja y frutas con cáscara (avellanas, nueces...) para reforzar la función barrera de la piel.

3. ¿Fumas? Tendrás la piel apagada…


Los efectos sobre la piel: piel sin brillo y con sequedad.
Los buenos hábitos: Una exfoliante y una mascarilla 1 ó 2 veces por semana. Sustituye tu tratamiento habitual por una BB cream para conseguir un brillo inmediato.
En tu menú: té verde y aceite de semilla de uva contra la oxidación de la piel que provoca el tabaco.

4.¡Stop al picoteo que apague tu piel!


Los efectos sobre la piel: brillos e imperfecciones.
Los buenos hábitos: ¡Sí a una exfoliante y una mascarilla purificante una o dos veces a la semana! Completa tu rutina con un tratamiento matificante que disminuya los brillos de la Zona T.
En tu menú: minimiza el picoteo entre horas, ya que a menudo se trata de alimentos grasos o muy dulces que desequilibran tu piel. Sustitúyelos por frutas y verduras ricas en vitaminas, fibra y minerales para un rostro sin imperfecciones.

5. ¿No duermes lo suficiente? El cansancio se refleja en la cara.


Los efectos sobre la piel:
ojeras, bolsas y falta de luminosidad
Los buenos hábitos: consigue un efecto iluminador con un tratamiento drenante para el contorno de ojos y una BB cream que aumente la luminosidad de la piel.
En tu menú: alimentos "iluminadores", ricos en vitamina C (acerola, col, pimiento rojo, fresas, kiwi ...) y betacaroteno (mango, albaricoque, zanahoria...).

La Redacción

Nuestro producto icónico

Más leídos

go to top