Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de cookies

  • research
  • Points de vente
  • Tienda Online
  • Mi piel

5 Consejos para una mirada radiante a pesar de la falta de sueño

La falta de sueño no perdona. Marca el contorno de los ojos, intensifica las pequeñas arrugas y apaga el tono de la piel. Afortunadamente, con algunos tratamientos y trucos puedes aparentar que has tenido una buena noche de descanso. ¡Sigue esta guía!

#1: Lávate la cara con agua fría

Lavarnos la cara con agua fría suele ser nuestro primer impulso para revitalizarnos tras la falta de sueño. En realidad, este gesto de rescate no solo obliga al cuerpo a responder, también activa la microcirculación. Incluso mejor: olvídate del agua corriente, ya que favorece la irritación, y opta por rociarte la cara con Agua Mineralizante de Vichy. De este modo, los músculos se reaniman y la piel se fortalece logrando un brillo instantáneo. Para prolongar el efecto estimulante del frío, pon dos cucharas en la nevera durante cinco minutos y después colócalas en los ojos durante al menos 15 minutos. La hinchazón alrededor de los ojos se reducirá y ¡dirás adiós a las ojeras!

#2: Alisa la piel con una mascarilla

Se suele decir que una piel cansada es una piel deshidratada. Ten en cuenta que el contorno de los ojos no es la única zona que sufre… ¡toda la cara sufre también! Cuando te levantes, minimiza los daños con una mascarilla rica en agua mineralizante y ácido hialurónico que rejuvenece la piel y lucha contra los signos de fatiga. Para potenciar estos beneficios recuerda aplicarte tu tratamiento facial sobre la piel bien limpia.

Consejo Extra: en primer lugar, ¡reactiva la microcirculación con un auto masaje! Masajea suavemente los ojos realizando movimientos circulares con los dedos. Comienza por los ojos y después continua por la zona del hueso orbital, es decir, a lo largo de las cejas, la frente y el párpado inferior. Repite el ejercicio 2 o 3 veces.

#3: Da luz a tu mirada con un sérum

Para lograr una mirada fresca y descansada, mantener el proceso de hidratación es fundamental. Por lo tanto, es importante que te apliques un sérum hidratante específico para el contorno de ojos antes de tu crema de día. Aplícalo con cuidado en la zona del hueso del ojo y extiéndelo dando ligeros golpecitos con los dedos desde la parte interna del ojo hasta la parte externa. El sérum reafirmante suele ser rico en propiedades regeneradoras e iluminadoras, por lo que suaviza, regenera e ilumina estas zonas oscuras.

#4: Haz desaparecer las ojeras

Una vez que la piel está bien hidratada, esconde las imperfecciones con un antiojeras o corrector en barra. Su base beige y los reflejos luminosos hacen desaparecer el color morado de las ojeras y también ilumina el rostro al instante. Un consejo extra: terminar con una capa de máscara de pestañas negra es una buena forma de agrandar tu mirada. En verano, atrévete con unas pestañas divertidas en color azul o verde. ¡Los mejores colores antifatiga!

#5: Toma vitamina C

Las ojeras y círculos oscuros alrededor de los ojos están causados por una mala microcirculación, pero pueden reducirse con vitamina C y E, que garantizan una buena circulación sanguínea. En esos días en los que estás muy cansada, mímate con un batido de cítricos, kiwi y frutos rojos junto a un puñado de almendras o nueces para aportar vitamina E. ¡No hay nada que pueda con este aperitivo energizante!

La Redacción

Nuestro producto icónico

Más leídos

go to top