This site is currently under maintenance.
Some features of contributions and enrollment are not available.
All these features will soon be available again.

This site is currently under maintenance.

Some features of contributions and enrollment are not available.
All these features will soon be available again.

Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de cookies

  • research
  • Points de vente
  • Tienda Online

3 Consejos para llevar una vida tranquila/pausada y para energizar tu día a día

Habrás oído el dicho: "cuanto más rápido más lento", pero ¿te has parado a pensar cómo afecta esto en tu vida? Vivir con prisa constante aumenta el cortisol en el flujo sanguíneo, uno de los factores que más afectan en las enfermedades relacionadas con el estrés. El estrés también inhibe la producción de dopamina, nuestro químico cerebral para sentirnos bien. Cuanto más a prisa vamos, más infelices y más desorientados nos volvemos.

Nuestra sociedad se ha obcedado en vivir a toda prisa. El nuevo libro de Wiseman, Profesor de Psicología, "Quirkology" revela estudios que demuestran que caminamos un 10% más rápido de la velocidad de hace 20 años. También dormimos menos, consumimos más comida procesada, somos más irritables y tenemos más accidentes de carretera. Pero ¿es necesario que sigamos agotados, de este modo?

Muchos estudios clínicos están de acuerdo en que yendo más despacio, se reducen los riesgos de tensión alta y obesidad, se produce una mejora en nuestras relaciones y se vive más*.

Por la mañana

La Asociación Médica Tailandesa descubrió que la meditación mental mejoraba la reducción de cortisol mientras que aumentaba la producción de hormonas positivas como la serotonina. Tómate una pausa antes de ir al trabajo, relájate, cierra los ojos y concétrate solo en tu respiración durante 10 minutos. Deja que tus pensamientos fluyan: obsérvalos, no interactúes con ellos. No tengas prisa cuando cuidas tu piel, asegúrate de que está completamente limpia, hidratada y protegida para todo el día.

A medio día

Almuerza al aire libre, preferiblemente en un parque. Saborea y disfruta de la comida para asegurarte una buena digestión, y evita comer demasiado. Vive el momento y no te irrites por pequeñas cosas para sacar lo mejor de ti - relájate, regula tu respiración, y recuerda lo calmado que estabas esta mañana cuando meditabas.

Por la noche

Una hora antes de ir a dormir, apaga tu teléfono móvil, la televisión, etc…Disfruta de un té de hierbas; relájate con tus seres queridos. Recarga tu mente y cuerpo para el día siguiente: si aún es pronto lee un buen libro, aplica una dosis de crema hidratante de noche nutritiva después de la limpieza facial, y echa unas gotas de aceite de lavanda en tu almohada.


*Asociación Norteamericana para el Estudio de la Obesidad y Carl Honoré: "Elogio de la lentitud"

La Redacción

Nuestro producto icónico

Más leídos

Estilo de Vida

5 Hábitos saludables para comenzar la mañana

Después de que suene el despertador a las 6 de la mañana, ¿eres de las que remolonea un buen rato debajo de las sábanas? ¡Hora de cambiar tu rutina! Aquí tienes nuestros 5 mejores consejos para levantarte feliz y en plena forma para empezar mejor el día.

lee el artículo

go to top