Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de cookies

  • research
  • Points de vente
  • Tienda Online
  • Mi piel

Ideal Skin Blog

ANTI-CELULÍTICO

Test:
Pon a prueba la calidad de tu sueño para descansar mejor por las noches

¿A menudo te despiertas sintiéndote cansado, como si no hubieras dormido lo suficiente? ¿Son tus noches a veces perturbadas por el insomnio, el estrés y los períodos de vigilia? Haz nuestro test para saber cómo es tu sueño y alejar los problemas que afectan a tu salud

Formas de medir tu sueño

¿Duermes bien? Para averiguarlo, empieza observando si te sientes descansado al despertar. 
¿Te sientes en forma y con muchas ganas de empezar el día? Esto indica que has tenido un sueño reparador, una buena noche de sueño debe ser entre 6 y 9 horas, en función de tus necesidades. Cuanto más duermes, más se puede regenerar tu cuerpo, desintoxicar más tu piel y eliminar grasa. Pero si te sientes cansado, irritable y con falta de energía por la mañana, las campanas de alarma deben comenzar a sonar. Día tras día, las consecuencias de la falta de sueño pueden afectar a tu bienestar, a tu salud… ¡y también tu figura! Un estudio científico reciente ha demostrado que existe un vínculo entre la falta de sueño y el aumento de peso.
Para ayudarte a evaluar la calidad de tu sueño, responde a estas preguntas basadas en técnicas de diagnóstico especializadas, incluida la Respuesta del Insomnio del Test de Estrés Ford, la escala de somnolencia de Epworth y el cuestionario del sueño Spiegel. Además, echa un vistazo a nuestros consejos para mejorar tu sueño.

¿Son todas las noches iguales? ¡Mantén una rutina diaria de sueño para averiguarlo!

Los patrones de sueño irregulares requieren que tu cuerpo haga un mayor esfuerzo de adaptación, haciendo que se sienta aún más cansado. Los ritmos circadianos se interrumpen y tu cuerpo necesita más energía, por lo que sientes hambre con más frecuencia. Para revisar tu situación, apunta en un papel la hora a la que te vas a dormir y la hora a la que te despiertas, además de los períodos de vigilia de todos los días, durante al menos una semana. Esto te dará una idea clara de tus patrones de sueño. Lo ideal para mantenerte en forma y mantener tus niveles de energía, es que vayas a la cama a la misma hora cada noche y asegúrate de dormir al menos un número determinado de horas de sueño.

¿Sufres estrés? Desarrolla un método para hacer frente a situaciones potencialmente estresantes

Aunque el estrés a veces puede ser productivo, también puede alterar el sueño, reducir la cantidad de tiempo que duermes o incluso hacerte despertar de repente. Ser consciente de la tensión que sufres es el primer paso para gestionarlo y tomar de nuevo el control. Trata de identificar lo que hace que te sientas especialmente estresado: una película de miedo o un libro, una reunión importante, hablar en público, salir de vacaciones, una discusión desagradable, etc. Una vez que hayas identificado la causa de tu estrés y la ansiedad, utiliza técnicas de relajación para calmarte. Un baño o un masaje relajante, ejercicios para liberar tu cuerpo y sofrología, todo puede prevenir la acumulación de estrés.

¿Estás acumulando sueño? Estate atento a los signos de somnolencia

Una tendencia a la somnolencia puede revelar problemas previamente desconocidos del sueño. Si te sientes somnoliento durante el día sin ninguna razón en particular (cuando estás escuchando música, viendo la televisión, escuchando una conferencia o viajando en tren o autobús) es posible que tengas un trastorno del sueño. Habla con tu médico y trata de echar una micro - siesta, que puede ayudarte a recuperar alguna de las horas de sueño perdido.

Mide los períodos de vigilia o apnea del sueño con dispositivos inteligentes

Tratar de medir la duración y la intensidad de tu sueño puede parecer una tarea imposible cuando ya tienes problemas. Ronquido significativo, pesadillas repetidas o agitación extrema durante el sueño pueden ser signos reveladores de un problema subyacente, por lo que debes visitar a tu médico si estos síntomas persisten. Existen dispositivos inteligentes que funcionan como un teléfono inteligente que pueden ofrecer un análisis cada vez más detallado de la situación. Estos incluyen tiras que se pueden pegar a tu colchón, sábanas inteligentes y colchones, lámparas y relojes de alarma que te ayudan a dormir y despertar, tapones para los oídos... No debes interrumpir el procreso, ¡todo es para conseguir una buena noche de sueño!

La recomendación de Vichy