Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de cookies

  • research
  • Points de vente
  • Tienda Online
  • Mi piel

Ideal Skin Blog

¿Qué es la hidratación dinámica?
Descubre cómo conseguir una piel hidratada, con un aspecto fresco y radiante durante todo el día. La hidratación dinámica es clave en la nueva generación de tratamientos para la piel deshidratada.

La circulación irregular del agua en nuestra piel es la responsable de la pérdida del aspecto fresco. A lo largo del día, la hidratación evoluciona de manera diferente en función de las zonas del rostro: no se reparte de manera homogénea. ¿El resultado? Aparecen líneas de deshidratación, el tono se apaga y desaparece la luminosidad. ¡Pero hay solución!

¿Por qué necesitamos hidratar la piel?

La piel del rostro está compuesta por más de un 70% de agua, un elemento que juega un papel fundamental para preservar los diferentes mecanismos y funciones cutáneas: protección, elasticidad, plasticidad. Por ello, la hidratación se convierte en el primer gesto de belleza de nuestra piel, ayudando a mejorar la función barrera, evitando la pérdida de agua y protegiendo al organismo de las agresiones externas.

¿Cuáles son los síntomas de una piel deshidratada?

La evaporación excesiva del agua del rostro induce a una sensación de inconfort, la piel se defiende peor de las agresiones, aparece la tirantez, se apaga, nos molesta… Cuando tenemos la piel del rostro deshidratada, al acabar la jornada laboral, sentimos cómo aparecen ciertas arrugas más marcadas, el tono se va apagando y sentimos la necesidad de reaplicar maquillaje. Además, perdemos la sensación de rostro fresco que tenemos a primera hora de la mañana. Si la hidratación estuviera homogéneamente repartida, todo esto no pasaría.

La solución: la hidratación dinámica

La hidratación dinámica viene a completar la hidratación tradicional. Ahora, más que un simple fenómeno de pérdida de agua, la deshidratación es considerada como una consecuencia de la mala distribución del agua en los tejidos cutáneos. Determinados estudios clínicos confirman que ciertas zonas del rostro se deshidratan más rápidamente que otras, especialmente las mejillas o la frente. Desde hace tiempo, las mujeres tienen la sensación de que un tratamiento basado en una crema hidratante no es suficiente. La hidratación dinámica viene a devolver el papel estrella que se merece la buena hidratación.

¿Cómo podemos conseguir esa hidratación dinámica?

Algunas nuevas gamas de tratamiento están formuladas para captar el agua y retenerla en la piel. Determinados activos son claves: el ácido hialurónico, el Aquabioryl o Fucogel y el Carragenano son 3 azúcares energizantes que dinamizan los fluidos. En concreto, el ácido hialurónico es capaz de captar 1.000 veces su peso en agua: es el mayor captador de agua al servicio de la piel. En Aquabioryl o Fucogel tiene la capacidad de formar un film protector fuertemente hidratante en la superficie de la piel, lo que refuerza la protección de la barrera cutánea contra la deshidratación. Además, ofrece a la piel un efecto hidratante de larga duración, por lo que actúa como perfecto compañero del ácido hialurónico. Y por último, el Carragenano ayuda a restaurar la función barrera de la piel, lo que permite mantener la hidratación y alisar la superficie de la piel. Por todo esto, nuestra recomendación es apostar por la hidratación dinámica para un aspecto fresco y radiante durante todo el día.

La recomendación de Vichy