This site is currently under maintenance.
Some features of contributions and enrollment are not available.
All these features will soon be available again.

This site is currently under maintenance.

Some features of contributions and enrollment are not available.
All these features will soon be available again.

Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de cookies

  • research
  • Points de vente
  • Tienda Online

Ideal Skin Blog

SOLAR

¿Hidratante o After Sun?
¡Protege tu piel después del sol!

Tras largas horas de exposición solar, nuestra piel se vuelve mucho más sensible. Para evitar la aparición de enrojecimientos, tirantez y sequedad debemos hidratarla, pero… ¿Por qué producto nos decidimos?

¿Hidratante o After Sun?

Muchas veces, utilizamos uno en lugar del otro, pero… ¿Realmente desempeñan la misma función? ¡Lo cierto es que no! El objetivo del After Sun  es recuperar la piel tras la exposición solar, mientras que la hidratante tiene efectos a largo plazo, devuelve la flexibilidad e hidratación a la piel, pero no actúa de forma inmediata contra las agresiones del sol.

Además, la sensación de frescor que te aporta un After Sun es completamente diferente a la de tu hidratante diaria, ya que en su formulación, se han compuesto de forma diferente. ¡Te recomendamos utilizar un After Sun diferente para rostro y cuerpo!

¿Qué beneficios nos aporta el uso de After Sun?

En primer lugar, su uso devuelve a nuestra piel el confort que ha perdido tras las largas horas expuesto al sol, viento y agua. Sus activos refrescantes alivian la sensación de quemazón en las zonas más afectadas.

Pero, además, la que más nos gusta es… ¡Que nos ayuda a conseguir un moreno mucho más bonito! Prolonga el bronceado y ayuda a que nuestra piel se mantenga sana, suave y elástica, embelleciendo nuestra dermis.

¿Cuándo se recomienda su uso?

Lo ideal es aplicarlo justo después de la exposición solar y con la piel limpia, por lo que el momento perfecto es después de una ducha. ¡Aplícalo de forma abundante y no dejes ninguna parte de tu cuerpo sin cubrir!

Zonas clave: cabello y labios.

Al igual que hidratas tu cuerpo tras la exposición solar, debes hacer lo mismo con tu cabello, pues también sufre las consecuencias de largas horas de playa o piscina. En cuanto a los labios, ¡no olvides utilizar un bálsamo reparador específico para esta zona! Es una de las primeras que se queman y que más sufren. ¡Requieren un cuidado muy especial!