Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de cookies

  • research
  • Points de vente
  • Tienda Online
  • Mi piel

Ideal Skin Blog

HIDRATACIÓN

¿Cómo eliminar las bolsas, ojeras y otros signos de la fatiga con digitopuntura?

Digitopuntura, acupuntura o shiatsu, pruébalo con los ojos cerrados

Para recuperar el brillo de tu mirada y despertarte con los ojos resplandecientes, ya conocemos algunos trucos como beber agua, hacer deporte, disfrutar del aire libre, no comer con demasiada sal, dormir bien… ¿Pero alguna vez has probado la digitopuntura? Al igual que el shiatsu (masaje japonés), la digitopuntura o acupresión utiliza un suave masaje que ejerciendo más o menos presión sobre los puntos clave del cuerpo, estimula el flujo de energía. La acupresión es una de las técnicas utilizadas en el masaje Tui Na. En la medicina tradicional china, Tui Na (Tui = “empujar” y Na = “apoderarse”) se basa en la circulación de la energía vital, conocida como ‘Qi’. Estos métodos, especialmente recomendados para la prevención del cansancio visual o los dolores de cabeza, ayudan a relajar los ojos y recudir las bolsas, ojeras e hinchazón visible en el contorno de ojos. ¿Por qué no comenzamos a practicarlo?

Elimina la tensión de la zona de los ojos

¡No hay nada más fácil que una sesión de digitopuntura personal en casa! Todo lo que necesitas son tus dedos y un contorno de ojos para nutrir e hidratar la piel, dejándola calmada y fresca. Si es la primera vez, practica delante de un espejo para localizar los puntos de presión recomendados. Sólo necesitas unos minutos por la mañana y por la noche para llevar a cabo esta técnica relajante. Este masaje puede llegar a convertirse en una parte agradable y esencial de tu rutina de belleza.

Masaje Tui Na al alcance de tus dedos

Los puntos situados alrededor de los ojos se estimulan con la yema del dedo corazón o el pulgar. Dependiendo del objetivo que tengamos con este masaje, algunos tienen efecto calmante (deslizando o tocando ligeramente), mientras que otros son tonificantes (ejerciendo presión):
- Presionar ligeramente: colocar la yema del dedo corazón en el punto clave y hacer pequeños movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj. No levantes el dedo, mantenlo en contacto con la piel. Realiza dos o tres movimientos circulares por segundo.
- Deslizar: pon juntas las yema de los dedos pulgar e índice, sepáralos deslizándolos por la piel y vuelve a aproximarlos, haciendo estiramientos en la piel.
- Ejercer presión: con la yema de uno o más dedos (índice y/o corazón) da golpecitos ejerciendo presión de forma suave y delicada, unas tres veces por segundo. Abre bien los ojos, pon la yema de cada dedo índice en la esquina interna de los ojos, ve desde este punto hacia las cejas y gira alrededor del ojo hacia la esquina exterior y continua hasta terminar en el punto de partida. Esta técnica de fricción de la piel se llama Tui Fa. Para reducir las bolsas y ojeras mediante la estimulación de la circulación de la piel, coloca el dedo índice y el corazón uno a cada lado de las cejas, y comienza a presionar de menos a más. Repítelo de la misma forma en la parte inferior de la ceja, en las esquinas interiores y exteriores de los ojos y termina haciéndolo en el punto central del párpado inferior. Esta otra técnica se llama Un Fa.

Aplica el bálsamo en el contorno de ojos para acelerar los resultados

La piel del contorno de los ojos es diez veces más delgada que la del resto de la cara. Por ello, merece una atención especial, como un bálsamo hidratante diseñado especialmente para este área sensible. Elige una fórmula con ingredientes activos como el ácido hialurónico (que suaviza la piel al instante) y cafeína para activar la microcirculación y reducir las bolsas y ojeras. Aplica el bálsamo al realizar las técnicas de masaje de digitopuntura. Una vez hidratada y estimulada la zona, la piel se calma y conseguirás una mirada despierta y descansada.