Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de cookies

  • research
  • Points de vente
  • Tienda Online
  • Mi piel

Ideal Skin Blog

CAPILAR

Cabello masculino:
la solución para que parezca más abundante

Con

FredFredPeluquero estilista Blogger

Las encuestas demuestran que la pérdida de cabello es la principal preocupación masculina –junto a tener barriga-. Y es que los hombres consideran su cabello como una auténtica arma de seducción. Pero, ¿qué se puede hacer cuando éste empieza a caer o a perder densidad?

El famoso peluquero francés, Fred Birault, nos da las claves para sacar partido al cabello masculino…¡especialmente cuando hay poco!:

La primera regla es no intentar “camuflar” las zonas “poco pobladas”. Dejar los laterales más largos para cubrir zonas sin cabello o jugar de manera rara con el flequillo, sólo agrava el problema. La atención se dirige directamente a aquello que queremos camuflar.

Dar con el corte adecuado es otra de las claves: no debe ser demasiado corto. Esto sólo hará que destaquen las zonas con menos cabello y que el cuero cabelludo se vea en exceso.

Elegir el producto de tratamiento adecuado es muy importante: champús suaves, que no agredan el cabello por lavarlo a diario. También podemos elegir champús que reactiven el crecimiento y lo fortalezcan. Además, las ampollas de uso tópico lograrán revitalizar el cabello, incluso generar otros nuevos.

Debemos huir de los productos de peinado…los geles y los productos efecto wet look hacen que el cabello parezca aún más pobre de lo que es.

Y por último, ¡apunta!: existen pequeñas armas secretas como la queratina en polvo que ayuda a colorear el cuello cabelludo en zonas con menos densidad capilar y el volumen parece duplicarse.

Trucos de peinado y trucos de tratamiento… La clave está en sacar el mejor partido posible al cabello que tengamos y, sobre todo, cuidarlo para evitar que se caiga.

La recomendación de Vichy