Cerrar

Utilizamos cookies de terceros para mejorar tu experiencia, personalizar y analizar tu navegación. Si sigues navegando, consideramos que aceptas su uso. Para cambiar la configuración u obtener más información consulta la Política de cookies

  • research
  • Points de vente
  • Tienda Online
  • Mi piel

Ideal Skin Blog

ANTI-IMPERFECCIONES

¡Me ha salido un granito!
Algunos consejos prácticos sobre lo que hacer y no hacer.

¡Ayuda! Me ha salido un granito. ¿Qué puedo hacer? A todas las personas les afectan las imperfecciones, sin importar la edad, el tipo o el color de su piel. A menudo, estas imperfecciones aparecen en los momentos menos deseados. Seguro que en alguna ocasión has deseado deshacerte de un molesto granito y has recurrido a algún remedio como los tradicionales métodos caseros, alguna técnica que una amiga asegura que funciona o algún consejo que has leído en una revista de belleza o en internet.  Para conocer cómo tratar las imperfecciones, lo mejor es dejarse ayudar por los expertos. En este artículo, el dermatólogo Dr. Deshaye nos da las claves sobre lo que debemos hacer y no debemos hacer para deshacernos de cualquier molesta imperfección.

Lo que debemos y no debemos hacer

Cuando un granito aparece, es mejor ser paciente que intentar acabar con él de un modo drástico. De hecho, esto suele ser mucho peor (aunque sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, especialmente si la imperfección es visible y molesta). Philippe Deshayes nos da algunas claves básicas:

  • Intentar ser más estrictos con nosotros mismos y evitar la tentación de tocar las imperfecciones, ya que de esta forma nos exponemos a bacterias que incrementan el riesgo de inflamación, infección y que queden futuras marcas.
  • Limpiar nuestra piel con cosméticos anti-bacterianos, no comedogénicos y diseñados especialmente para imperfecciones.
  • Para evitar posibles reapariciones, es importante determinar la causa de aparición de la imperfección: cambios hormonales, afeitado, exceso de grasa en las comidas, fatiga, estrés, cambio de estación, fumar, exposiciones solares, productos cosméticos poco apropiados para tu tipo de piel, etc. Aunque algunas de las imperfecciones son imposibles de evitar, muchas pueden prevenirse.

Qué hacer cuando el granito ya ha aparecido

  • Intenta no tocar el granito: Sin darnos cuenta, tocamos nuestras imperfecciones una media de 65 veces al día. Si tenemos en cuenta la multitud de bacterias a las que estamos expuestos cada día, esto causa que éste se infecte aún más.
  • Lávate las manos lo más a menudo posible:Los gérmenes están en todos los elementos de los que nos rodeamos. Por ejemplo, en el teclado de nuestro ordenador podemos encontrar 215 gérmenes por cm2 y en el teléfono móvil… ¡hasta 25.000!
  • Deshazte de tu jabón habitual y usa productos cosméticos adecuados a tu piel que hayan sido diseñados especialmente para este problema: Algunos jabones son agresivos para la piel  porque dañan la capa hidrolípidica que protege la piel de la deshidratación. Debilitar esta barrera expone tu piel a agresiones externas como los gérmenes y las bacterias.
  • No intentes aplastar el granito con los dedos: Aunque a veces parece inevitable, hacer ésto es una invitación a las bacterias para que causen segundas infecciones y marcas.
  • Usa antisépticos para los granitos expuestos: Aplícalos con algodón, para evitar tocar el granito con las manos.
  • ¡No uses alcohol puro, zumo de limón, pasta de dientes o cualquier otro remedio casero!: Estos elementos pueden deshidratar tu piel y crear rojeces e irritación, algo que sin duda empeorará la imperfección
  • Usa productos cosméticos adecuados: Elige siempre productos hipoalargénicos y cremas y maquillaje no comedogénicas.
  • ¡No olvides desmaquillarte!: El maquillaje puede obstruir los poros e incrementar el riesgo de que los granitos reaparezcan o se irriten.

La recomendación de Vichy